Cómo bañar a un gato

gato tricolor bañera

En artículos anteriores despejamos las dudas sobre si hay que bañar a los gatos.

En este artículo te mostraremos cuándo no se debe bañar a un gato y cómo bañar a un gato.

Cuándo no se debe bañar a un gato

Los gatos son muy aseados, por lo general no hace falta bañarlos, excepto en casos puntuales.

Además, los felinos no se sienten cómodos en el agua o estando mojados.

Es cierto que algunos juegan en el agua o nadan en ella, pero la gran mayoría la detesta.

Estos gatos están ya acostumbrados al agua o deciden jugar con ella sin ninguna obligación.

Para acostumbrar a tu gato al agua debes lavarlo entre el primer y el tercer mes de vida.

En resumen, no debes lavar a tu gato sin ninguna circunstancia especial.

Razones por las que no debes lavar a un gato

1- Puede llegar a ser traumático

Los gatos tienen una gran memoria y no asimilan bien los cambios repentinos.

Si no se siente bien durante el lavado, la experiencia afectará a su relación con la persona que lo ha bañado.

2- Puede ser peligroso

Bañar a un gato puede causar daños al humano —mordiscos, arañazos— y al gato —salir corriendo y que se golpee, que se haga daño durante el lavado—.

Cómo bañar a un gato

 

Si decides o necesitas bañar a tu gato, estos son algunos consejos.

  • Tranquiliza a tu gato, ya sea con mimos o caricias. Intenta hacerlo una hora antes del lavado y que lo bañe siempre la misma persona.

 

  • Prepara todo con antelación —antideslizante, toallas, etc— y utiliza un jabón específico para gatos.

 

  • Deja correr el agua para que tu felino se acostumbre al sonido y ve mojándolo poco a poco.

 

  • Báñalo con agua tibia (máximo 40ºC) y procura que sea en una espacio donde quepa y no te cueste bañarlo.

 

  • Cuando termines, acláralo con abundante agua, es importante no dejar restos de jabón; y sécalo bien.

 

Esperamos que este artículo os haya servido para saber cuándo no se debe bañar a un gato y cómo bañar a un gato.

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.