Cómo mejorar la convivencia entre perros y gatos

La convivencia entre perros y gatos puede resultar difícil e imposible en algunos casos.

Sin embargo hay casos de perros y gatos juntos, conviviendo sin peleas.

Seguro que por internet has visto más de una vez a gatos y perros jugando.

En estos casos, el perro y gato han sido criados para poder llevarse bien.

Convivencia entre perros y gatos

Seguramente no sepas qué hacer para que un gato y un perro se lleven bien, así que os mostraremos cómo mejorar la convivencia entre perros y gatos.

Diferencias en la organización de cada especie

Los gatos son animales solitarios muy territoriales, mientras que los perros conviven en manadas.

En estas manadas, los perros establecen una jerarquía social.

Esta diferencia puede ser la causante de muchos conflictos.

Esto también significa que, ambas especies, establecerán una jerarquía.

Por ello, no se debe intervenir ante actitudes que nos parezcan negativas, ellos mismos lo resolverán.

Cómo presentar a un gato y un perro

La presentación puede ser un punto muy complicado, porque puede durar más de un mes.

Si no se realiza bien, puede estropear la relación para siempre.

Ambas mascotas deben estar tranquilas.

1- Es recomendable que el gato tenga las uñas cortadas, para evitar herir al perro en el caso de que saliera mal el encuentro.

Tampoco sostengas al gato en tus brazos, puede arañarte si se pone nervioso.

2- El lugar del encuentro debe ser grande, para que el gato pueda huir; y el perro debe estar atado.

3- Obsérvalos e intervén ante conductas agresivas.

Si se muestran antipáticos, dales más tiempo e intenta presentarlos sin que se vean.

También puedes educarles premiando las actitudes positivas con chucherías para mascotas.

Convivir desde cachorros

gato y perro

El perro y el gato pueden convivir juntos, y la educación desde que son unas crías, es muy importante.

Premiar las actitudes que promuevan la convivencia entre las dos especies, ayudará a que se lleven mejor desde que sean cachorros.

Comer en recipientes propios

Los perros y los gatos son depredadores, una pelea por la comida puede iniciarse fácilmente.

Cada uno debe tener su propio recipiente donde comer.

Tampoco puedes permitir que se roben la comida entre ellos.

Juguetes para cada uno

Al igual que con la comida, los juguetes pueden ser la causa de una disputa.

Los perros son más sociales que los gatos, y ven sus juguetes como propiedades.

Los gatos canalizan su instinto depredador a través de sus juguetes, volviéndose más tranquilos.

Proporciona a tus mascotas varios juguetes para cada uno, te lo agradecerán y convivirán mejor.

 

Esperamos que con este artículo tus mascotas se lleven mejor.

 

 

 

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.