Consejos para cuidar a tu perro

Los perros son grandes mascotas de compañía, son fieles, protectores y cariñosos. En resumen, el mejor amigo para cualquier persona. Y como tal nosotros también debemos cuidarle de la mejor manera posible, por eso te enseñaremos algunos consejos para cuidar a tu perro.

Cuida de su dentadura

Cuando es cachorro, tu perro necesita mudar bien todos los dientes. En sus primeras etapas empezará a morderlo todo, es completamente normal. Si quieres evitarlo, dale un hueso o cualquier juguete de goma lo suficientemente grande como para que no se ahogue con él.

Tampoco le des un hueso de verdad porque se convierten en astillas o tu perro puede asfixiarse con él, como explicamos en los alimentos tóxicos para perros.

No levantes a tu perro constantemente

Aunque no lo parezca, el cuerpo de un perro es muy delicado, no es bueno que lo cojas en brazos muchas veces seguidas.

En caso de que sea necesario, pon una mano sobre su pecho y otra sobre su lomo; y no lo separes de tu cuerpo para que no se asuste.

Establece una rutina

Crea un horario para sus necesidades y no lo rompas, como para salir a pasear, comer y jugar.

Sobretodo intenta sacarlo a pasear con frecuencia. Si tu perro comienza a arañar la puerta de salida, coger su correa o andar en círculos, es porque necesita salir, estate atento a cualquier señal.

Su nutrición debe ser equilibrada y adecuada para su tamaño, edad y raza. También hay que tener en cuenta si está esterilizado. Dale de comer las veces que te recomiende el veterinario, la última comida debe ser temprano para que pueda dormir bien.

Si tienes varios perros o mascotas, haz que coman en cuencos individuales.

Los perros pueden desarrollar enfermedades mentales si se sienten solos, debes dedicarle el suficiente tiempo para jugar con él para que esté contento.

Detecta enfermedades y llévalo al veterinario

Es importante saber cuándo le ocurre algo a tu perro y cuando no.

Si ves que vomita, hace sus necesidades de forma extraña, gime con frecuencia o pierde el equilibrio; llévalo a un veterinario.

Es cierto que muchos síntomas se manifiestan tarde o no se ven a simple vista, por eso hay que llevar a las mascotas con cierta frecuencia al veterinario, para que las examine y determine si tienen un correcto desarrollo o no.

Enséñale lo que es la disciplina

Educa a tu perro desde pequeño para que te obedezca y sepa cómo comportarse en casa. Para hacerlo, recurre siempre a los estímulos positivos, nunca a los negativos o castigos y ten paciencia.

Debes empezar por el nombre, utilízalo siempre que puedas y sobretodo mientras lo recompensas.

Ponle collar

Cuando tu cachorro tenga la edad suficiente, ponle un collar blando para que se acostumbre a llevarlo. Lo siguiente es ponerle una correa pequeña y fina, y dejar que te dirija mientras lo paseas durante unos días.

La intención de esto es que aprenda a no tirar de la correa, si lo hace, un leve tirón es suficiente. Mantente cerca de él para que no quiera irse corriendo.

Mantenlo limpio

Es importante cepillar a un perro de forma diaria para eliminar el pelaje y las células muertas, incluyendo parásitos y suciedad.

También hace que tu mascota tenga el pelo más sano y brillante.

El número de baños varía según la raza del perro sin embargo, a no ser que te diga lo contrario un veterinario, lávalo solo cuando lo necesite, porque el agua acabaría eliminando los aceites naturales de su pelaje, haciéndolo permeable al agua. Incluso su piel podría irritarse debido al champú.

Si tienes dudas sobre esto, aquí te enseñamos a cómo bañar a un perro.

Viajar con tu perro

Si tu mascota no está acostumbrada a viajar, le puede resultar estresante y agotador realizar varias horas de un día para otro.

Antes del viaje, realiza trayectos cortos de hasta 10 minutos alternando los días y ve poco a poco aumentando la duración hasta que se sienta cómodo.

 

Estos han sido algunos consejos para cuidar a tu perro, algunos son muy básicos pero siempre hay que tenerlos en mente.

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.