La historia entre gatos y egipcios

Gatos y egipcios tuvieron una relación muy estrecha.

Tanto, que el gato era adorado por ellos, ¿quieres descubrir su historia? Sigue leyendo.

La historia entre gatos y egipcios

Los felinos constituían una figura principal en la vida de los egipcios.

Los utilizaban como compañía para cazar y los adoraban.

La religión egipcia y los gatos

 

A los gatos egipcios se les relacionaba con los leones, aunque realmente el gato no es un descendiente directo del mismo.

Los leones estaban relacionados con el sol, y este con el dios Ra.

Según su religión, el dios Ra muere al ponerse el sol y renace al amanecer.

Durante la noche y en la oscuridad hay muchos peligros y enemigos, el dios Ra debe ser protegido.

Los leones reflejan los rayos del sol en sus ojos, combatiendo a la oscuridad, siendo los protectores de Ra.

De este modo, los gatos eran considerados semi-dioses por la religión.

Los antiguos egipcios utilizaban replicas de gato para proteger a los dioses y sus hogares.

También eran valorados por ser excelentes cazadores de ratones.

La ley protege a los gatos

Los gatos al ser semi-dioses, no podían ser acogidos o adoptados por ningún humano.

Solo los faraones podían ser sus propietarios, criarlos y domesticarlos.

Eran protegidos por los faraones y se prohibía su venta y su matanza.

Si alguien hería a un gato, era castigado con la muerte.

Proceso de domesticación

El antiguo Egipto fue de las primeras zonas en domesticar a un gato y utilizarlo para la caza.

No se sabe con seguridad, pero se dice que alrededor de 2.000 A.C. empezaron a domesticar gatos.

 

La relación entre gatos y egipcios es mucho más compleja y extensa, pero hemos hecho este artículo a modo de resumen.

Esperamos que te haya gustado y que hayas aprendido con este curioso tema.

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.