¿Por qué el oso polar está en peligro de extinción?

El oso polar actualmente se encuentra en un estado de vulnerabilidad. El número de ejemplares está disminuyendo y las causas de ello son varias. En este artículo te explicaremos por qué el oso polar está en peligro de extinción.

El oso polar es declarado animal en peligro de extinción

La alerta surge en 2008, cuando Estados Unidos añade al oso polar, de forma oficial, a la lista de Especies Amenazadas. Aunque muchas personas estuvieran en desacuerdo.

El número estimado de osos polares restantes es difícil de determinar, porque se distribuyen en diversas partes del mundo, y no en todas las zonas disminuyen los ejemplares al mismo ritmo.

Sin embargo, se intuye que quedan menos de 25.000 osos polares en todo el mundo.

Están en Estado de Vulnerabilidad 5 de las 19 especies de oso polar registradas. Si el número de ejemplares sigue bajando, con la misma velocidad de las últimas décadas, el oso polar acabará extinguido.

La contaminación medioambiental

La contaminación es un problema que ha ido empeorando con el paso del tiempo.  Los osos están en contacto con sustancias tóxicas, las toxinas que consumen de la grasa de las focas y metales pesados; que ponen en riesgo su desarrollo y sus vidas.

La contaminación se traduce en el nacimiento de cachorros débiles y enfermos, y en abortos involuntarios.

El calentamiento global también favorece a la disminución de los osos polares, y de otros animales como el pingüino.

El efecto invernadero, en resumen, se produce cuando el dióxido de carbono, en lugar de salir de la atmósfera, queda atrapada en ella, aumentando la temperatura de la Tierra.

El deshielo, producido por el efecto invernadero, destruye el hábitat del oso polar, provocando su muerte u obligándolo a desplazarse. No obstante, muy pocos lugares en la tierra tienen las condiciones climatológicas necesarias para que el oso polar pueda vivir. Un desplazamiento también provoca su muerte.

Caza furtiva

Otra causa de que el oso polar esté en peligro de extinción es su caza masiva.

El oso polar ha sido cazado y perseguido en los últimos años sin control ni restricciones. Eran cazados, en mayor medida, por el desafío que les suponía a los cazadores.

Hay personas que piensan que los osos polares son una amenaza para las personas, y hay que cazarlos antes de que ataquen.

Es verdad que casi todos los enfrentamientos entre osos polares y humanos terminan con la muerte de la persona. Pero generalmente los osos no persiguen humanos, es más, huyen de ellos.

Sin embargo, si tienen hambre y sus fuentes de comida habituales son escasas, sí pueden llegar a “cazar” a una persona cercana a ellos.

A pesar de las medidas tomadas para la protección del oso polar, este sigue siendo cazado de forma ilegal; porque las multas o penalizaciones no son lo suficientemente estrictas o porque, en algunas zonas, estas medidas no se llevan a cabo de forma correcta.

El ser humano

El oso polar no está en peligro de extinción por culpa de otros animales. El gato, por ejemplo, es la causa de la extinción de diversas especies, como explicamos en este artículo sobre el Programa Trap-neuter-return. Pero el oso polar, sin contar a las personas, no tiene depredadores, porque se encuentran en la cima de la cadena alimenticia. Tampoco es víctima de fenómenos naturales como los tsunamis.

Los humanos somos la causa de la extinción de muchos animales, y de fenómenos como el calentamiento global o la contaminación medioambiental, y solo nosotros podemos tomar las actitudes necesarias para frenar todas estas y futuras catástrofes.

El por qué de que el oso polar se encuentre en peligro de extinción reside exclusivamente en nuestra especie.

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.