Esto es lo que debes saber antes de adoptar a un gato

Adoptar un gato es una de las mejores decisiones que puedes tomar, no solo por sumar miembros a tu familia sino por rescatar una vida.

Una mascota añade a un hogar felicidad y buenos momentos, al igual que algún que otro disgusto, pero se acaba convirtiendo en un miembro más de tu familia con su compañía y cariño.

Un gato es un ser tan cariñoso como independiente, por muy mala fama que tenga.

Tiene un comportamiento similar al de un humano, lo que le convierte en un compañero ideal.

Sin embargo, adoptar a un felino requiere de unos preparativos y conocimientos previos. Por ello te vamos a mostrar todo lo que debes saber antes de adoptar a un gato.

 

Adulto o cachorro

Seguramente estés pensando en adoptar un cachorro antes que a uno adulto, así que te mostramos las características de ambas etapas.

Cachorros

No deben ser separados de su madre de manera temprana para no influir negativamente en su desarrollo.

Hay que educarlos y jugar con él con más frecuencia que con un adulto, ya que están en una edad de mucha actividad.

Adultos

Los adultos ya han sido educados y tienen menor actividad.

Además le estarás dando una segunda oportunidad a una de estas adorables criaturas.

 

Su espacio en su nuevo hogar

Como hemos comentado antes, un gato es similar a un humano y necesita sus propios espacios. Estos se dividen en 4:

 

Zona de descanso

Un espacio donde pueda dormir y realizar sus rutinas de aseo.

Debe ser un lugar donde se sienta cómodo y tenga cojines, una cama para mascotas e incluso juguetes.

Zona de aseo

Un lugar en el que siempre esté su arenero. Es importante que esté ventilado, los gatos son muy sensibles con los olores, y alejado de las otras zonas.

Zona de recreo

Una zona en la que pueda jugar, puedes colocar juguetes, cajas vacías con las que esconderse, y siempre debe haber un rascador.

Zona de comedor

En esta zona tienes que incluir un bebedero y su recipiente para comer. Intenta no moverlos de sitio y mantenerlo lo más alejado posible del arenero.

Organiza a tu familia

 

Prepara a tu familia, tanto niños como adultos, para la llegada de un nuevo miembro.

Familiares

A los gatos no les gusta ser manipulados durante mucho tiempo, esto les genera estrés, que deriva en agresividad.

También hay que vigilar las interacciones entre el gato y los niños, para que estos últimos no salgan heridos e intervenir cuando sea necesario.

Nunca hay que olvidar que un gato no es igual que un perro, son mucho más independientes. No obstante, también necesitan jugar y estimularse persiguiendo objetos.

Tener todo lo anterior en cuenta ayudará a tu nuevo miembro a adaptarse mejor a su nuevo hogar.

Otras mascotas

Si quieres adoptar otro gato teniendo ya otro, o cualquier otra mascota, estos son algunos consejos a tener en cuenta:

 

Los gatos son muy territoriales. Reserva para él una habitación y ve introduciéndolo poco a poco a tus otras mascotas.

Permite que se huelan entre sí, sin necesidad de verse, y vigila de cerca sus encuentros. Si percibes agresividad, sepáralos y dales más tiempo.

En el caso de tener otro gato, presta atención a ambos por igual, los celos pueden derivar en enfrentamientos.

Este proceso puede ser largo, pero precipitarse puede estropear la relación entre tus mascotas de por vida.

 

El veterinario

Lleva a tu nueva mascota al veterinario para que sea examinado, vacunado, desparasitado e incluso esterilizado.

La responsabilidad de la salud del gato recae sobre su propietario, asegúrate de llevarlo a un buen profesional para mantenerlo sano y feliz.

 

Adoptar un gato es una gran responsabilidad, al igual que un gran apoyo. Ya sabes todo lo que hay que saber antes de adoptar un gato, ¿lo sigues teniendo en mente?

Gato Cosmico

Autor: Gato Cosmico

Amante de los animales, rescatista a medio tiempo, voluntario en jornadas de esterilización y actor porno frustrado.